Ertzaintza Logo Euskadi.eus
30/12/2017
Siete detenidos de nacionalidad china en Gasteiz, Basauri, Egüés y El Ferrol, en colaboración con la Policía Foral Navarra y la Policía Nacional
La Ertzaintza desmantela una red organizada que producía marihuana en Araba y Navarra y la enviaba por mensajería al Reino Unido
Una investigación de la Ertzaintza ha permitido desmantelar una organización de personas que se dedicaba al cultivo de marihuana en dos plantaciones en Araba y Navarra y al tráfico transnacional de la sustancia hacia el Reino Unido, mediante paquetes envasados al vacío. Los días 13 y 14 de diciembre, en un operativo coordinado, la Ertzaintza detuvo a cinco personas en Gasteiz y Basauri, mientras la Policía Foral Navarra y la Policía Nacional efectuaban dos detenciones más en Egüés y El Ferrol, respectivamente. Todos los implicados, seis hombres y una mujer, son de nacionalidad china y,  tras su puesta a disposición judicial, se decretó prisión para tres de ellos quedando el resto en libertad con cargos.
Servicio de Prensa

Las investigaciones llevadas a cabo por la Ertzaintza de Araba, con la supervisión de un Juzgado de Gasteiz,  se inician en  el mes de mayo de 2017. En esas fechas se tuvo noticia de la aparición de un chalet alquilado en las afueras de Vitoria-Gasteiz, del que habían desaparecido sus moradores, en el que los agentes de la Ertzaintza localizaron 1.636 plantas de marihuana, así como unos sistemas de iluminación, calefacción, hidratación y extracción de aire apropiados para el cultivo de la misma. Unido a ello, se descubrió que la instalación eléctrica era fraudulenta, mediante una toma no autorizada en una arqueta de la vía pública, para evitar la detección del elevado consumo y el pago del mismo.
Algo que llamó la atención de los investigadores fue el hallazgo de bolsas para comprimir prendas, en este caso utilizadas para comprimir la marihuana y evitar el olor para su transporte.
Con el avance de las averiguaciones, controles y seguimientos, los agentes que investigaban el caso comenzaron a identificar los movimientos de vehículos y personas presuntamente implicadas en los hechos investigados. Un aspecto característico era la circulación constante de estas personas por polígonos industriales de los tres territorios de la Comunidad Autónoma Vasca e incluso de Navarra o de Burgos, recorridos que siempre les llevaban a localizar diferentes empresas de envío de paquetería, casi siempre en diferentes lugares, para evitar que sospecharan de su actividad.
Tras visitar numerosas empresas de paquetería, los ertzainas comprobaron la existencia de diversos envíos en los meses de agosto, setiembre y octubre, que esas operaciones eran realizadas por particulares. Los paquetes pesaban entre  6 y  12 kilogramos y su destino era el Reino Unido, concretamente Londres y Glasgow.

                  Organización criminal dedicada a exportar marihuana

Las pesquisas situaron a los investigadores ante una red organizada de personas con las tareas previamente definidas, que utilizaban documentaciones falsas o de terceras personas, dedicadas al cultivo de marihuana y su preparación en bolsas para hacer el vacío, con la intención de que su volumen se viese considerablemente reducido y para evitar el olor que la misma desprende.
Unas personas de la organización tenían la tarea de localizar, alquilar y preparar la infraestructura en los inmuebles destinados al cultivo. Otros miembros se ocupaban del embalaje, empaquetado y envío a terceros países. En la repartición de tareas y para los contactos y comunicaciones hacían uso de numerosos teléfonos móviles, contratados también con identidades falsas.
Los investigadores localizaron otro lugar donde el grupo efectuaba un abundante tránsito, de bolsas, cajas y paquetes, en concreto, en el interior de un pabellón industrial de Basauri.  Este local al parecer suponía un punto intermedio entre el lugar de cultivo, secado y embalado de la marihuana, y la recogida y preparación del paquete sellado y precintado para su envío.

                  Localizada una nueva plantación y operativo policial

Tras el desmantelamiento del cultivo de marihuana que dio inicio a las investigaciones en Araba, en la zona de Argandoña, el objetivo de los investigadores de la Ertzaintza se centraba también en ubicar el nuevo punto de cultivo y producción de la misma. En este sentido, en colaboración con la Policía Foral de Navarra, se localizaba, a finales de octubre, un inmueble sospechoso de ser utilizado para dicha actividad en el término municipal de Egüés, cerca de Pamplona.
Una vez concretados todos los flecos de la investigación, la pasada semana, el día 13  de diciembre, la Ertzaintza y la Policía Foral de Navarra, con sendas autorizaciones judiciales de entrada y registro procedieron a inspeccionar  inmuebles de Basauri, Egüés y en una vivienda de Vitoria-Gasteiz. En la capital alavesa los ertzainas detuvieron a dos personas, un hombre y una mujer, y en el domicilio registrado se ocuparon evidencias y una libreta con anotaciones, en relación a los delitos investigados. Entre otros, documentos falsos utilizados para de dar de alta contratos, alquileres o efectuar pagos.
Ese mismo día 13, y simultáneamente, agentes de la Ertzaintza detuvieron a tres hombres en el pabellón de Basauri, donde se incautaron 52 bolsas de plástico para envasar al vacío, trece de ellas conteniendo restos de marihuana.
Al mismo tiempo, la Policía Foral Navarra detenía a otro varón y, en el interior del chalet de Egüés, se encontraba una instalación con 1.312 plantas de marihuana, similar a la del chalet de Argandoña: un cultivo preparado con sistemas de riego, ventilación, iluminación, fertilizantes, bolsas con cogollos y paquetes envueltos para su transporte. También se ocuparon en el lugar dos paquetes, ya preparados para su envío, con un peso total de 13 kilos de marihuana envasada al vacío. Un tercer paquete, conteniendo otros 6 kilos. de marihuana, fue intervenido en una empresa de transportes de paquetería, donde uno de los investigados lo había facturado hacia el Reino Unido.
Durante la mañana del día 14 de diciembre, la Policía Nacional, en relación con esta investigación, detuvo en El Ferrol a otro presunto integrante del grupo organizado.
A los siete detenidos, con edades comprendidas entre 30 y 46 años, se les imputan presuntos delitos de cultivo, elaboración y tráfico de sustancia estupefaciente, defraudación de fluido eléctrico, falsedad documental y pertenencia a organización criminal.

 


Información legal

  • © 2011 · Eusko Jaurlaritza - Gobierno Vasco
Eusko Jaurlaritza - Gobierno Vasco