29/12/2018
Pide a la ciudadanía colaboración y mantener las medidas de prevención
La Ertzaintza registra un aumento de robos en vivienda por escalo en Bizkaia
La Ertzaintza está detectando este mes de diciembre un aumento en los robos por escalo en Bizkaia. Las personas que roban aprovechan andamios o ventanas semicerradas para entrar en la casa o el piso y sustraer en su interior. La Ertzaintza cree que se trata de pequeños grupos organizados y ha aumentado la actividad policial en tareas de prevención e investigación para atajar esta campaña delictiva.
Servicio de Prensa

Los ladrones aprovechan principalmente edificios en obras con andamios por los que se encaraman y entran a las viviendas por el balcón o ventanas. Si están abiertas se cuelan y si no las fuerzan hasta llegar al interior para apropiarse principalmente de dinero, joyas y pequeños aparatos electrónicos.  También asaltan casas y viviendas unifamiliares aprovechando alguna ventana en posición batiente o usando la fuerza si está cerrada. En general los hechos se producen por la tarde en viviendas vacías en esas horas, aunque también se hay casos e en otras franjas horarias. La Ertzaintza cree que se trata de pequeños  grupos organizados que buscan urbanizaciones con bajos o primeros pisos de fácil acceso, especialmente.

Este mes de diciembre se han denunciado ante la Ertzaintza un centenar de  robos de este tipo en Bizkaia. El 63 por ciento han sido pisos y el resto en casas.

La Ertzaintza considera el robo en vivienda como un delito estratégico y mantiene un plan de acción para prevenir e investigar esta modalidad delictiva. También pide la colaboración de la ciudadanía para que informe de personas o vehículos sospechosos. La forma de contacto es el 112 de SOS-Deiak o la APP de la Ertzaintza, atendida 24 horas,  que permite comunicaciones por whatsapp, sms y mail además del teléfono ordinario. Los tres primeros canales permiten el envío de imágenes de situaciones sospechosas, por ejemplo.

Además de esa colaboración la Ertzaintza sigue recomendado cerrar la puerta con vuelta de llave, fijarse en la presencia de marcadores de plástico o hilos de pegamentos en la puerta. En las plantas bajas o accesibles desde la calle cerrar las ventanas y si es posible instalar cierres u otras medidas de seguridad. Las construcciones en reforma y con andamios son objetivo de los ladrones y por ello hay que extremar la precaución cerrando bien puertas de balcones y ventanas, bajando persianas, y si es posible con otras medidas avanzadas de seguridad como sensores con alarma, por ejemplo.

Síguenos en Twitter

@ertzaintzaEJGV