10/06/2018
Al detenido por estos hechos se le imputa también un delito de defraudación del fluido eléctrico
La Ertzaintza desmantela una plantación de marihuana en Plentzia
El jueves la Ertzaintza detuvo en Plentzia a un joven de 29 años tras descubrir una plantación de marihuana oculta en el sótano de la vivienda donde residía. La plantación, compuesta de más de mil plantas, fue desmantelada el jueves. El arrestado fue imputado también por un delito de fraude en la instalación eléctrica.
Servicio de Prensa

El descubrimiento de la plantación se produjo el pasado jueves tras recibir la Ertzaintza la llamada de una persona que tenía sospechas de un posible robo en una vivienda de Plentzia. Inmediatamente, recursos policiales se trasladaron al lugar y observaron que la puerta del garaje se encontraba medio abierta. Ante la posibilidad de que hubiera alguien en el interior cometiendo un delito, los agentes se identificaron de viva voz y registraron la estancia por si pudiera estar oculto. En un lateral del garaje había varios tubos de extracción de aire provenientes del sótano de la casa y un agujero grande que daba acceso al mismo. Los agentes descendieron hasta el habitáculo y observaron la existencia de una instalación destinada al cultivo de marihuana compuesta por extractores, filtros, un depósito de agua, instalación eléctrica y alumbrado.

Acto seguido y, tras comprobar que no había ninguna persona en el interior, procedieron a preservar  las evidencias encontradas y comunicar el hallazgo a la autoridad judicial competente. Al mismo tiempo, comenzaron a realizar pesquisas para identificar al propietario de la plantación, compuesta de más de mil plantas. A lo largo de la tarde del jueves, los agentes identificaron al morador de la vivienda y procedieron a su detención por un delito contra la salud pública.  

Por otro lado, los agentes que descubrieron la plantación, observaron cómo la infraestructura necesaria para el cultivo y mantenimiento de las instalaciones, compuestas de diversos aparatos como lámparas, extractores y sistemas de irrigación, entre otros, necesitaban un gran flujo de energía. Así comprobaron que la instalación eléctrica había sido “enganchada” ilegalmente al suministro eléctrico, por lo que el presunto traficante también quedó como investigado por un delito de defraudación de fluido eléctrico.

El arrestado, de 29 años de edad, fue trasladado a dependencias policiales para realizar las correspondientes diligencias. Una vez finalizadas, fue puesto en libertad con la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando sea requerido.