12/05/2020
Detenido en Getaria por robo de un grupo electrógeno, falsificación de documentos y tenencia ilícita de armas de fuego
El pasado viernes agentes de la Ertzaintza detuvieron en Getaria a un varón de 42 años por la sustracción de un grupo electrógeno, valorado en 15.000 euros. Asimismo, el arrestado disponía de un pabellón donde fueron localizados 26 vehículos, algunos de ellos con los números de bastidores falsificados y supuestamente de procedencia ilícita, además de dos armas de fuego, una pistola taser, munición y una considerable cantidad de dinero de dudoso origen.
Servicio de Prensa

La investigación que ha motivado la detención de esta persona se inició a mediados del pasado mes de abril tras ser denunciado el robo de un grupo electrógeno que se estaba utilizando en una obra en el municipio guipuzcoano de Aduna. Para llevar a cabo la sustracción del generador de 3 toneladas de peso habían tenido que forzar los candados de las vallas del recinto y utilizar un camión grúa para poder cargarlo y transportarlo. 

Agentes encargados de la investigación comenzaron a realizar las indagaciones pertinentes para identificar a la persona autora, las cuales les condujeron a ubicar al sospechoso en un caserío  de Getaria donde éste realizaba obras. Tras llevar a cabo una inspección por los alrededores de la propiedad,  los agentes localizaron el camión con el que supuestamente el sospechoso había realizado el traslado del grupo electrógeno y, en las inmediaciones, oculto bajo una lona en una zona arbolada fue hallado el propio generador.

Asimismo,  dentro del recinto del caserío había un pabellón, en cuyo interior se localizaron numerosos vehículos. Tras obtener la debida autorización judicial los agentes realizaron una inspección y se pudo comprobar que varios de los vehículos tenían los números de bastidores falsificados. Asimismo, en el arcón trasero de una motocicleta allí estacionada  fueron encontradas dos armas de fuego con sus respectivas municiones y un fajo de billetes embalado en plástico transparente por valor aproximado de diez mil euros que fueron ocupados por su dudosa procedencia.

Ante tales hechos, se procedió a la detención del presunto autor del robo del grupo electrógeno y se le imputó también un delito de falsificación por alterar los números de bastidores de los vehículos, así como un delito de tenencia de armas.

En posteriores registros  llevados a cabo tras su arresto se incautó también numerosa munición para las armas, grilletes, una pistola taser lanzadora de agujas…, al mismo tiempo que se podía constatar que algunos de los 26 coches hallados,  los cuales supuestamente estaban destinados a la venta, presentaban diversas irregularidades procediendo de robos perpetrados en diferentes países del resto de Europa.

Una vez finalizadas las diligencias pertinentes en dependencias policiales el arrestado fue presentado ante la Autoridad Judicial y por el momento se mantiene la investigación abierta con el fin de poder determinar la procedencia del resto de los vehículos.